Buscar rebollones en San Mateo, una escapada rural en Castellón

Escapada rural para buscar robellones en el interior de Castellón

Buscar rebollones en San Mateo, una escapada rural en Castellón

Con la llegada del otoño, comienza una de las actividades más divertidas que se pueden realizar durante los meses previos al invierno. La búsqueda de robellones en los pueblos de interior de Castellón es una de las actividades que más interés despiertan entre los aficionados a las escapadas rurales. Para buscar rebollones o níscalos hay que conocer bien la zona donde se quiere buscar este codiciado producto del otoño- Aunque es muy popular en los montes de Castellón y hay muchos lugares donde se encuentran, los vecinos de cada pueblo del interior guardan con celo la ubicación de los mejores sitios para encontrar los sabrosos “rovellons“.

Pero si alguien se anima a salir al interior de Castellón para pasear por los montes de la provincia para buscar rebollones, una buena idea es alquilar una casa rural en Castellón. Un lugar donde poder descansar tras una cansada y divertida jornada de senderismo buscando robellones. Y si esa casa rural para la escapada rural durante el otoño está en una población tan interesante como San Mateo, en el Maestrazgo, se puede disfrutar doblemente.

Escapada en Castellón para buscar robellones

En el Complejo Rural Turimaestrat se puede disfrutar de la aventura de buscar rebollones en Castellón y además, sentirse como en casa y realizar cualquier otra de las muchas actividades al aire libre que se pueden encontrar en la zona. En el Complejo Rural Turimaestrat se puede alquilar un estudio rural para dos personas o incluso para grupos más grandes. Hay un estudio para familias o se puede optar por alquilar varios estudios rurales para que todo el grupo que participe en esta escapada rural para buscar rebollones pueda estar alojado sin problemas.

Para salir a buscar robellones por Castellón, hay que estar convenientemente equipado. Lo más importante para buscar robellones son las botas de montaña, ropa cómoda y que pueda quitarse y llevar en una mochila cuando suba la temperatura, un pequeño cuchillo o una navaja para cortar el tallo de los rebollones y una cesta de mimbre para llevar los rebollones que se haya encontrado y que permita que las esporas que suelten caigan a tierra.

Hay que recordar que a la hora de salir a buscar robellones hay que ser muy respetuoso con el medioambiente. Hay que permitir que los rebollones vuelvan a crecer en el lugar donde los encontramos, así que hay que evitar arrancarlos. La manera correcta de cogerlos es cortar el tallo con la navaja. Al colocar los rebollones en la cesta de mimbre, se permite que las esporas puedan llegar al suelo y germinen para dar nuevos robellones el próximo año. Si se pusieran en una bolsa de plástico, el material impide que esto suceda y se corta la cadena de reproducción de los robellones. Hay que tener en cuenta que salir a buscar robellones con bolsas de plástico es causa de multa, así que es mejor hacer las cosas bien y evitar sustos.

El Complejo Rural Turimaestrat es ideal como casa rural para grupos en Castellón y como punto de partida para salir a buscar robellones en el interior de Castellón. Descubre las posibilidades que ofrece este alojamiento rural en San Mateo para grupos y descubre qué actividades al aire libre se pueden realizar desde allí.